Material didáctico (abierto). El síndrome de china

10 05 2010

Ficha didáctica: Ruiz de Apodaca Espinosa, Ángel, El Síndrome de China

Sinopsis:

Haciendo un reportaje sobre el funcionamiento de una central nuclear, una reportera de televisión y su cámara descubren un posible accidente que puede poner en peligro la seguridad de la planta y de la comunidad de Los Ángeles. Pronto descubren que los administradores de la planta están tratando de minimizar la magnitud del problema, que podría haber causado el núcleo del reactor al sobrecalentarse y fundirse, atravesando las paredes de reactor para iniciar el proceso conocido como Síndrome de China. El ingeniero de la central empieza a dudar sobre las causas del accidente y pese al rápido informe de la NCR (Nuclear Regulatory Comission) investiga por su cuenta y comprueba que en la fase de construcción de la central no se habían comprobado adecuadamente las radiografías de las soldaduras de la central, lo que hace que cambie de opinión paulatinamente respecto de la central que él creía segura.

La Compañía le obliga a poner en marcha la central pero él sigue constatando irregularidades en la central y acaba amenazando a su propia compañía con acudir a la NRC ante el convencimiento de que la planta no es segura y debe cerrarse. A partir de aquí la compañía presiona y persigue al ingeniero para evitar que se persone ante la citada Comisión con pruebas de que el accidente de la central fue grave y con la acusación de ocultación de información, teniendo en cuenta que además en esos momentos la NCR estudia la autorización de una nueva central de la misma compañía.

Si hay un ejemplo donde funciona la frase hecha de que la realidad imita a la ficción, esta corresponde a El síndrome de China. La película se estrenó sólo tres semanas antes del accidente nuclear de Three Mile Island en Marzo de 1979, en la central nuclear localizada en las cercanías del pueblo de Harrisburg, Pensilvania. En ese momento estuvo a punto de ocurrir el equivalente al proceso que se describe en el filme.

La película refleja el sentimiento antinuclear que ya comenzaba a aflorar en la sociedad norteamericana en esa época, así como la profunda desconfianza hacia las empresas que tienen a su cargo la operación de las centrales. Teniendo en cuenta las historias después conocidas de como la compañía dueña  de la central intentó manipular la verdad de los hechos sobre el incidente de  Three Mile Island, es un buen reflejo de la realidad.

El guión sin duda es muy interesante. Informa sobre el funcionamiento de una central nuclear, sus peligros, su mala prensa, sus tabúes y la falta de información que se tienen de ellas; pero la cinta también entretiene, intriga y hace reflexionar. Claramente “El síndrome de China” tiene intenciones de ser un film de denuncia, no ya sobre la seguridad o no de las centrales nucleares, sino de la ocultación de información por parte de empresas multimillonarias y las presiones existentes. El desenlace resulta dramático, con el ingeniero encerrándose en la sala de control de la central pistola en mano solicitando una entrevista televisiva en directo para dar a conocer a toda la ciudadanía los riesgos de la central y todo acaba en un fatal desenlace con ciertas dosis de efectismo antinuclear.

Palabras clave: energía; energía nuclear; riesgo; salud; medio ambiente; derecho a la información ambiental; transparencia; gobernanza.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: